Archive for junio, 2016

  1. Nadie sufre por amor

    Era aquella hora indefinida en que no sabemos si es día o noche. Algunas tiendas ya comenzaban a prepararse para cerrar. Apresuré el paso por las estrechas y sinuosas calles de la ciudad secular cercana a la montaña que acoge al monasterio de la Orden. Deseaba que la oficina de Lorenzo estuviera todavía abierta para […]

  2. Alegria, alegria

    El Viejo, como cariñosamente llamábamos al monje más antiguo de la Orden, había sido invitado por el vicario de la iglesia localizada en la pequeña y encantadora ciudad próxima a la montaña que abriga al monasterio a proferir algunas palabras durante la misa de domingo. Eran viejos amigos. El monje me pidió que lo acompañara; […]

  3. El enigma de la paciencia

    El Viejo, como cariñosamente llamábamos al monje más antiguo del monasterio, parecía encantado con los rosales del patio y los podaba como buen jardinero. Le pregunté si podía hacerle compañía. Él asintió con la cabeza y sus ojos indicaron un banco próximo para sentarme. Permanecimos en silencio por buen tiempo alimentando el alma con la […]

  4. Lección de casa

    Había terminado un largo y productivo periodo de estudios. Lecturas, meditaciones, reflexiones y conversaciones profundas fueron partes importantes en la búsqueda de conocimiento que cerraban un ciclo. El Viejo, como cariñosamente llamábamos al decano del monasterio me recordó que teoría sin práctica es remedio olvidado en el cajón, pues pierde la razón de existir por […]

  5. La gran aventura

    Caminaba por las calles medievales de la pequeña ciudad localizada en la falda de la montaña que acoge al monasterio. Era acosado por los vientos fríos de otoño que me obligaban a protegerme entre las paredes y los muros de las antiguas construcciones. Me alegré al ver la clásica y bien conservada bicicleta de Lorenzo […]

  6. Por el prisma de la Luz

    “Lo que nos hace buenos o malos no es lo que nos sucede y sí como reaccionamos al hecho”, dijo el Viejo, como cariñosamente llamábamos al monje más antiguo del monasterio, provocando una gran discusión en la universidad de una gran metrópolis, donde fue invitadado a una mesa de debates con filósofos, profesores, científicos y […]

  7. La luz de la verdad

    Andaba malhumorado por los rincones del monasterio. Evitaba tareas en las que tuviera que conversar con los otros discípulos o monjes. Todo me incomodaba. Al percibir mi descontento, el Viejo, como cariñosamente llamábamos al monje más antiguo de la Orden, me invitó a dar un paseo por el jardín. Él intentaba conversar mientras que yo […]

  8. La voz del corazón

    Canción Estrellada – el chamán que recibió este nombre gracias a su don de preservar y sembrar la tradición de su pueblo a través de la palabra, cantada o no – estaba cambiando el cuero de su tambor de dos caras en frente a su tienda. Yo había resuelto salir de la ciudad durante un […]

  9. Sabemos más de lo que somos

    Un día más de trabajo terminaba en la pequeña y antigua ciudad cercana a la montaña que acoge el monasterio de la Orden. Aceleré el paso con la esperanza de encontrar el taller de Lorenzo todavía abierto, no porque tuviera que hacer algún arreglo sino porque quería conversar un poco con mi querido amigo. De […]